¿Sabías que los niños aprenden de que son capaces sus cuerpos a través del juego y de los movimientos?

Las actividades diarias de movimiento y juego apoyan el desarrollo emocional y social de los niños, creando un ambiente seguro para expresarse. Los hábitos de actividades físicas aprendidas en la primera infancia pueden tener una influencia en que tan activo será un niño más adelante en su vida. Las actividades lúdicas dan significado a sus experiencias y emociones.

Los juegos guiados pueden crear experiencias de aprendizaje más profundas que los niños puedan adoptar y aplicar. En FinlandWay®, el juego es una parte integral del programa y el aprendizaje se produce de forma natural.