Quienes somos

FinlandWay® fue fundada por dos emprendedoras finlandesas con amplia experiencia. Una, experta en educación de la Universidad de Helsinki y la segunda, especialista en impacto en mercados emergentes del Banco Mundial.  Nuestra misión es llevar lo mejor de la educación de Finlandia a miles de niños, familias y educadores en todo el mundo.

Hemos seleccionado los elementos centrales de la excelencia educativa de Finlandia y utilizamos plataformas tecnológicas de avanzada  para apoyar a nuestros preescolares y familias asociadas a construir mejores comienzos para un aprendizaje para toda la vida.

Luego de años de investigación y desarrollo, hemos combinado en nuestro programa los adelantos científicos más recientes con los enfoques pedagógicos más eficientes y las necesidades específicas de nuestros países socios, para apoyar un aprendizaje temprano feliz.

Nuestras ubicaciones en Colombia

Actualmente contamos con preescolares en Perú, Bolivia, Vietnam, India, Marruecos y próximamente Colombia.
FinlandWay® cuentan con el sello oficial de calidad más alto disponible actualmente en Finlandia para los exportadores de educación: el sello de Educación Finlandia otorgado por el programa de exportación de la Junta Nacional de Educación de Finlandia.

Metodología FinlandWay®

Pedagogía basada en el juego

Los juegos guiados pueden crear experiencias de aprendizaje mas profundas que los niños pueden adoptar y aplicar. En FinlandWay®, el juego es una parte integral del programa y el aprendizaje se da naturalmente.

Para los niños, el significado del juego se crea en el juego mismo. El juego puede ocurrir en cualquier lugar, momento y a través de estas actividades los niños le dan sentido al mundo que los rodea.

En actividades lúdicas los niños y niñas muy rápidamente se adaptan y definen los retos apropiados para ellos. Incluso cuando las actividades son presentadas por las maestras, los niños toman la iniciativa para crear, interpretar, dar forma y actuar alrededor del tema de la actividad.

La pedagogía basada en el juego apoya el desarrollo emocional y social de los niños, creando un ambiente seguro para expresarse.  Las actividades lúdicas le dan sentido a sus experiencias y emociones, mientras que la participación se da de manera natural.  Adicionalmente, la interacción y cooperación entre pares en el juego es significativa para el desarrollo social de los niños. 

Las diferentes experiencias lúdicas ofrecen la posibilidad de construir procesos de pensamiento y practicar diferentes habilidades (Kangas & al 2019).

En el programa de FinlandWay®, el juego no es una actividad extracurricular sino una parte integral del programa, desde la exploración libre hasta actividades promovidas por las maestras desde los intereses de los niños. 

Las habilidades de lenguaje, matemáticas, ciencia, estudios sociales y culturales, así como el desarrollo de habilidades motoras se pueden enseñar y aprender a través del juego.  Adicional a los temas académicos tradicionales, los niños adquieren habilidades de aprendizaje como la iniciativa, colaboración y auto regulación por medio del juego. 

Método de Participación o Pedagogía Participativa

Los niños son agentes activos de su propio aprendizaje y nuestra tarea como educadores es apoyarlos para que adquieran nuevas habilidades, independencia y competencias a través de un proceso agradable, creativo y exploratorio.

Ser activo involucra sentimientos de pertenencia tanto de su propia vida como de su comunidad.  En el programa de FinlandWay® las voces de los niños son escuchadas, respetadas y se consideran muy importantes.  

A través de la participación los niños y niñas aprenden a definir objetivos y dirigir sus acciones de una manera significativa y proactiva.  Bajo el método de participación, los niños no están solos para enfrentar el aprendizaje. Al contrario, se crea una comunidad que apoya a cada individuo para alcanzar su potencial (Kangas 2016).

La participación en si misma es un fenómeno de democracia y ciudadanía activa.  En educación para primera infancia no se espera que los niños lleven a cabo acciones democráticas por si mismos. Ellos necesitan del apoyo de sus maestras para practicar y desarrollar sus habilidades de participación y colaboración.  

A los niños se les fomentan habilidades como:

  • Aprender a aprender (habilidades metacognitivas).
  • Capacidad de controlar y guiar su propio aprendizaje (habilidades de auto regulación).
  • Percepción de sí mismo como un participante activo del proceso (habilidades de construcción de su propia identidad).

A través de la pedagogía participativa podemos educar a los niños para ser responsables y estar dispuestos a convertir el mundo en algo mejor.

Metodología de situaciones de la vida cotidiana o basada en fenómenos

Los niños ven el mundo a su alrededor de una manera integral. Bajo la metodología basada en fenómenos, los niños pueden explorar los conceptos que son parte de sus experiencias diarias y vivencias en la comunidad a su alrededor.

Esta metodología hace que el aprendizaje sea significativo para los niños y promueve prácticas educativas que parten de los intereses de los mismos.  Esto es esencial para los maestros que buscan construir el aprendizaje partiendo de las experiencias y conocimientos de los niños y las niñas. 

Investigadores indican que la metodología basada en fenómenos implica que situaciones prácticas sean analizadas de manera integral, en el contexto real, y desde diferentes perspectivas simultáneamente.  Bajo esta metodología, las situaciones de la vida cotidiana son el punto de partida y el objeto de observación y aprendizaje (Lonka 2018).

Con la metodología basada en fenómenos, la enseñanza y el aprendizaje pueden ser organizados alrededor de temas de investigación a través de un proceso orientado.  En conjunto los niños y la maestra se hacen preguntas sobre la situación seleccionada y buscan respuestas.  

Los maestros incentivan a las niñas y niños a observar la situación, explorarla desde diferentes ejes de aprendizaje (matemáticas, arte…) y entender como esta situación se relaciona con el mundo.

El aprendizaje se convierte en una aventura entre las niñas y los niños, las maestras y el ambiente donde dicho aprendizaje es desarrollado como un proyecto y documentado a través del proceso.  La documentación del proceso es realizado de manera conjunta entre niños y maestros, y los resultados se comparten y disfrutan con toda la comunidad y las familias.

Programa de FinlandWay®

Nuestro currículo cubre los planes educativos y objetivos de aprendizaje progresivo acorde con cada edad (para niños entre 1 y 6 años).  Esta basado en el currículo nacional de Finlandia de 2018 y cubre:

  • Lenguaje y comunicación (letras, silabas, historias, poemas…).
  • Exploración (matemáticas y habilidades numéricas, pensamiento contextual, ciencias naturales y elementos naturales).
  • Artes y expresión creativa.
  • Bienestar físico y mental (habilidades motoras, cuidado de si mismo, entendimiento del espacio).
  • Habilidades sociales, de cooperación y participación.

Valores de responsabilidad, tolerancia, empatía hacia otros miembros de la sociedad, inclusión y sostenibilidad están profundamente arraigados en el diseño de nuestro currículo.  Además, nuestro programa es adaptado a las necesidades y realidad local.

Creemos que un programa de educación para primera infancia debe considerar al niño de manera integral.  El currículo de FinlandWay ® apoya la inclusión y es adaptable a diversas necesidades. 

Síguenos en las redes sociales para recibir las últimas noticias