¿En qué se diferencia FinlandWay® de Montessori?

A menudo nos preguntan cuál es la diferencia entre FinlandWay® y Montessori. En esta publicación, profundizamos en las similitudes y diferencias entre estos dos programas.

Imagen del niño y los paradigmas del aprendizaje

En FinlandWay®, seguimos las investigaciones más recientes en los campos de la neurobiología, las ciencias de la educación y la psicología del desarrollo. Vemos al niño a través de un enfoque integral, donde los niños son vistos como seres biológicos, psicológicos y sociales, que se desarrollan y aprenden en todos estos campos a través del aprendizaje físico, cognitivo y social.

El paradigma de aprendizaje de FinlandWay® sigue la comprensión sociocultural del aprendizaje, donde los niños son vistos como agentes activos del aprendizaje y aprendices competentes. En el programa FinlandWay®, se desarrollan competencias para aprender a aprender y habilidades para controlar y guiar dicho aprendizaje.


El programa Montessori se basa en el paradigma de aprendizaje constructivista, donde el aprendizaje de los niños sigue un camino preestablecido. Los niños son considerados actores senso-motores, que exploran su entorno a través de sus sentidos primarios (tacto, olfato y gusto) siguiendo cuatro períodos de desarrollo.

Montessor enfatiza el aprendizaje personal e individual prestando menos atención al aprendizaje social y compartido, así como a las actividades de resolución de problemas.

Plan de estudios y estructuras de enseñanza

Cuando se compara la imagen de un niño con los planes de estudio existentes de FinlandWay® y Montessori, se pueden encontrar similitudes y diferencias. El sistema Montessori se basa en la adaptación sensorial, que naturalmente ofrece a los niños pequeños un entorno seguro y fácil para comenzar a explorar y aprender. Estos mismos elementos para los niños pequeños también se encuentran en el sistema FinlandWay®, que se basa en las prácticas y el plan de estudios de Educación Temprana de Finlandia.  

Montessori tiene un importante énfasis en las habilidades motoras finas y en la independencia de los niños. FinlandWay® comparte la visión de los niños como agentes activos y la importancia de empoderar a los niños para que intenten aprender a hacer cosas por sí mismos.

¿Sabía que en Finlandia los niños reciben educación basada en un plan de estudios desde los 9 meses de edad?

En Montessori, el aprendizaje del lenguaje se suma a la filosofía de exploración sensorial. Evans (1971) resumió el plan de estudios preescolar en un programa Montessori como consistente «… de tres fases amplias: ejercicios para la vida práctica, educación sensorial y actividades del lenguaje (lectura y escritura)». (pág. 59). En lugar de fases consecuentes, FinlandWay® se basa en un plan de estudios holístico y basado en fenómenos, donde el lenguaje y la comunicación son parte de la imagen de los niños como creadores de significado y aprendices activos.


En FinlandWay® el papel del lenguaje se entiende como una herramienta de comunicación que evoluciona y se desarrolla constantemente a través de la enseñanza, la interacción maestro-niño y la comunicación entre pares dentro de las estructuras de aprendizaje.


Finalmente, en FinlandWay® los planes se llevan a cabo para apoyar el desarrollo holístico y el aprendizaje de los niños en un grupo, observando su participación en detalle, sus fortalezas y áreas de interés. Mientras que en Montessori la estructura es más flexible e iniciada por los niños.

FinlandWay®

FinlandWay® asegura el aprendizaje en diferentes fenómenos y el desarrollo de habilidades a través de significados y juegos compartidos, donde los niños dan forma al plan de estudios en interacción con los maestros.

Montessori

En Montessori el maestro está en un segundo plano mientras los niños exploran los materiales divididos en diferentes secciones.

El rol del docente y el desarrollo profesional

El objetivo del maestro es ayudar y alentar a los niños, permitiéndoles desarrollar la confianza y la disciplina interior para que cada vez haya menos necesidad de intervenir a medida que el niño se desarrolla. Tanto en Montessori como en FinlandWay®, la estructura y la filosofía de la enseñanza se basan en el soporte y el apoyo, no en instrucciones frontales.

Sin embargo, prevalecen algunas diferencias: en Montessori, los programas de formación docente implican un año o más de estudio a tiempo completo o parcial antes de trabajar en un entorno escolar. Los cursos están organizados por organizaciones educativas privadas. Después de graduarse, no hay requisitos para guiar a los maestros más jóvenes o mejorar aún más sus habilidades.

La formación de profesores de FinlandWay® se combina con el plan de estudios y el programa.  FinlandWay® ofrece a los maestros una comunidad de aprendizaje permanente en línea y asignaciones regulares en el trabajo para garantizar el aprendizaje continuo y el mantenimiento de las competencias profesionales.

La enseñanza en FinlandWay® se basa en tres métodos pedagógicos, desarrollados y constantemente actualizados según el sistema nacional de educación temprana de Finlandia: aprendizaje lúdico, pedagogía participativa y aprendizaje basado en fenómenos. Estos ofrecen herramientas y metodologías basados en la investigación para que los maestros promuevan el aprendizaje y el desarrollo de alta calidad de los niños en sus clases.

Los maestros apoyan su propio aprendizaje creando experiencias de influencia y pertenencia, y se enfocan en construir una cultura de aprendizaje participativa y exploratoria en y a través del aula, la escuela y el hogar.

FinlandWay®

  • Programa mixto de formación y capacitación a docentes 
  • Desarrollo profesional continuo y formación en competencias 
  • Programa de formación interno

Montessori

  • Programa de formación completo de un año, sin estudios a distancia 
  • Cursos impartidos por organizaciones independientes

FinlandWay® se basa en soporte y en la creación de significados compartidos entre profesores y niños. La clase se considera una minisociedad donde los niños participan y practican habilidades sociales, cognitivas y físicas a través de su propia agencia activa. Así, el desarrollo profesional de los docentes es parte de su proceso educativo continuo basado en estrategias de aprendizaje a lo largo de la vida. ¡Los maestros pueden desarrollar su profesionalismo mientras enseñan e interactúan con los niños!

Conclusión

Como se describió anteriormente, FinlandWay® y Montessori se basan en los mismos principios de ver a los niños como aprendices activos, respetar su individualidad y comprender la importancia del entorno de aprendizaje. 

Sin embargo, FinlandWay® no clasifica el material de los niños tan estrictamente como Montessori y cree en el poder del juego y la exploración en lugar de completar las tareas de una categoría específica una por una. El entorno de aprendizaje en FinlandWay® es transformable y creado con los niños, no solo para los niños. FinlandWay® enfatiza el elemento social del aprendizaje más que Montessori, tanto entre compañeros como entre niños y maestros.

El método FinlandWay® se basa en gran medida en las últimas investigaciones sobre el desarrollo de la primera infancia y apoya a cada individuo en su desarrollo a través de la creación conjunta de significado en el juego y la participación. Una escuela puede tomar decisiones sostenibles y los maestros se benefician del desarrollo continuo en el trabajo.